×

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí

Loading

Los clústeres permiten que se produzca el que se denomina la paradoja de la economía regional en la era de la competencia global, en el clúster, las empresas compiten y cooperan entre sí. La mayor competencia es el mayor estímulo al desarrollo tecnológico, mientras el intercambio de información y el acceso a nuevos mercados son las áreas más frecuentes de cooperación. Este ambiente genera condiciones de competitividad pues puede reducir costes, proveer insumos de superior calidad e impulsar la creación de valor asociada a la imagen del territorio. Además, en el marco de un elevado desarrollo para un conjunto de productos se genera una sofisticación de la demanda.

En el eje del Plan Estratégico de consolidación y proyección del Clúster Alimentario de Galicia, las medidas centrales se orientan a la consolidación del clúster y al impulso de una dinámica de cooperación y trabajo en red en el sector, así como la colaboración a nivel sectorial e intersectorial. Este eje presenta un rol instrumental ya que dichas actuaciones no constituyen fines en sí mismos, sino una condición para alcanzar los restantes objetivos.

A su vez las principales líneas de actuación son: (1) Desarrollo de nuevos instrumentos para promover una cooperación eficaz y difusión de metodologías para el desarrollo de capacidades de colaboración; (2) Creación de espacios de conocimiento mutuo e intercambio de experiencias entre socios; y (3) Puesta en marcha de grupos de trabajo específicos, con el fin de identificar posibles áreas de colaboración entre los socios del clúster y otros agentes.

Por otra parte, la cooperación internacional entre clústeres de diferentes países se realiza con el objetivo de reforzar los vínculos de las empresas locales con los nodos internacionales de conocimiento e innovación, y para incrementar la participación de las Pymes en procesos y proyectos colaborativos de innovación a escala trasnacional. De esta manera, se pueden generar nuevas oportunidades, y así impulsar su mejora competitiva e internacionalización.

El Clúster Alimentario de Galicia establece en su Plan Estratégico la participación en redes y promoción de proyectos de colaboración con otros clústeres alimentarios y de otros sectores, especialmente a nivel europeo. Para lo cual el clúster estableció la Unidad de Proyectos Europeos.